Además del turismo aventura que se puede realizar en este maravilloso y místico sitio de la provincia de Córdoba, como cabalgatas, caminatas guiadas, senderismo y travesía 4×4, el cerro guarda miles de misterios que impactaron a toda la humanidad ¿Te animas a descubrirlos con nosotros?


En el Valle de Punilla, cercano a la localidad de Capilla del Monte se encuentra ubicado el Cerro Uritorco. Debido a su larga historia, repleta de incógnitas y hechos misticos, es considerado uno de los centros energéticos más importantes de la Argentina. 

El nombre tiene un significado muy específico en la lengua Quechua, quiere decir: “Cerro Macho”, hace referencia a la gran altura que presenta. Con sus 1980 metros, es definido como el más alto de las sierras chicas. 

Historia indígena

Todo comenzó con la mirada que tenían los Comechingones sobre el Uritorco. Lo veían como un espacio sagrado, místico-religioso, en el cual llevan adelante diferentes ritos.

La tradición cuenta que este grupo tenía la capacidad de observar luces y entidades que circulaban sobre el cielo del cerro. Creían que eran los espíritus de los los fallecidos de la tribu.  Sin embargo, los sucesos que llevaron el reconocimiento a nivel mundial comenzaron mucho después. 

Avistaje de ovnis 
  • Enero 1986: Dos testigos -Gabriel Gómez y Esperanza Gómez-  vieron como una nave extraterrestre dejó una huella de 122 metros de largo y 64 de ancho, la cual es considerada una de las más grandes quemazones que se puede divisar en el terreno. 
  • Agosto 1986: El mismo año, otro hecho sobre la misma huella impactó a todo el mundo. Se incendiaron 20 kilómetros de la sierra, excepto los 122 metros que rodeaban la quemadura ocurrida en enero. El espacio estaba intacto, como si nada hubiera ocurrido. 
  • Enero 1988: Este suceso es impactante, ya que fue observado por 300 personas. Los testigos cuentan que sobre el cerro Overo, una nave compuesta por luces de color rojo que producían una especie de relámpago, dejó una huella de 42 metros. 
  • 1991: El pueblo Carrizal descubre una quemazón de 12 metros con una gran temperatura, 340 grados centígrados. Sobre ella, dos místicos hicieron una meditación con la intención de llegar al origen de la misma. Al realizarla tuvieron una visión: percibieron dos naves, una suspendida en el aire y otra bajo tierra, ambas con luces muy poderosas, las cuales proyectaron un rayo de energía en el mismo sitio, provocando que se aceleren las moléculas de la tierra. Según los espiritistas, este hecho fue el que generó la quemadura. 

Estos casos no son los únicos que sucedieron, pero sí los más conocidos. Sin embargo, otro aspecto a destacar es la creencia de la existencia de una ciudad subterránea, ubicada debajo del Uritorco, denominada Erks. Considerada una base extraterrestre, en donde se produce el intercambio de información entre las galaxias.

En Cerro Uritorco es un lugar magnífico, lleno de misterio e historias. Todos los aficionados de los hechos místicos deben visitar este lugar y descubrir los acontecimientos espectaculares que relatan los testigos de cada uno de ellos.