En la provincia de Buenos Aires se pueden encontrar varios destinos turísticos para pasar los días de descanso en familia o con amigos, disfrutando de asombrosas propuestas gastronómicas.


Carlos Keen forma parte del programa “Pueblos Turísticos” de la Provincia de Buenos Aires. Se encuentra ubicado en el partido de Luján, a 88 kilómetros de capital. 

Es un sitio muy acogedor, de pequeña extensión, sólo cubre de 6 a 8 cuadras de largo y de 2 a 4 de ancho. Tiene alrededor de 500 habitantes pero los fines de de semana se llena de turistas que van en busca de los platos típicos del sitio. 

El lugar recibió el nombre de un abogado argentino nacido en Las Flores, en el 1840. Era amigo del entonces gobernador de la provincia, Dardo Rocha y luchó en la Guerra contra el Paraguay. Falleció en 1871, sin conocer el pueblo que lleva su nombre. 

Los inicios de la población surgen mediante la construcción del ferrocarril que circulaba de Luján a Pergamino, las obras comenzaron a realizarse en 1879. Las tierras para la edificación fueron concedidas por tres habitantes de la zona: Estanislao Rodríguez,  Hilario Ávalos, y Estanislao Pacheco.

Carlos Keen se caracteriza por ser uno de los destinos turísticos elegidos por los visitantes que desean disfrutar de un fin de semana gastronómico. Además pueden apreciar un paisaje tradicional e histórico. Mediante el decreto presidencial 513/2007 se declaró: “Bien de Interés Histórico Nacional”, debido al valor de su construcción. 

Los visitantes pueden saborear las comidas típicas como los salames, los quesos, el jamón crudo y el asado. Son delicias clásicas relacionadas a la vida de campo que llevan las personas que habitan el pueblo.  

Aquellos que decidan pasar el fin de semana en este lugar lleno de historia, van a vivir las tradiciones gastronómicas campestres y todas las actividades que ello conlleva, como los restaurantes, el folklore, las cabalgatas y las casas de antigüedades. También se llevan adelante varias acciones como exposiciones de autos antiguos, bicicleteadas y reuniones de diferentes clubes. 

Carlos Keen se destaca por ser un lugar seguro para ir con los niños. En la vieja estación de trenes hay una plaza con juegos al aire libre para que los más pequeños se entretengan, mientras que los adultos disfrutan de una tarde sin preocupaciones. Además hay una feria artesanal en donde los lugareños venden sus artesanías.

Es un destino ideal para disfrutar del paisaje. Sus edificaciones te hacen viajar al pasado, a aquellos tiempos en donde las personas vivían de manera tranquila y relajada, trabajando en el campo y manteniendo sus casas con las ganancias agrícolas, lo almacenes, las tiendas y las ferreterías. 

Las típicas construcciones de finales de siglo XIX que conserva el pueblo, fueron sede grabación de la novela “Vidas robadas”, transmitida en el año 2008. 

Los sitios imperdibles de Carlos Keen son: 

El Granero de la Estación: Se encuentra en el sector turístico central del pueblo y es donde funciona la oficina de información turística. 

Museo Rural: Se puede apreciar una muestra de herramientas y objetos relacionados a la actividad rural. 

Fundación camino abierto: Es un espacio donde los jóvenes de hasta 21 años pueden estudiar y participar de la organización del restaurante Los Girasoles y de una huerta orgánica en donde los productos que se cosechan son vendidos al público.

Antigua Estafeta Postal: Es una casa de té y jardín botánico, ubicado en el hogar de una de las pioneras del turismo y la gastronomía del pueblo. 

Capilla San Carlos de Borromeo: Imperdible por su arquitectura de estilo neo romántico, inaugurada en 1906.

Para disfrutar de una tarde con amigos y familia, comiendo ricos platos, realizando actividades rurales y en un ambiente confortable, te invitamos a que conozcas Carlos Keen, un pueblo donde la gastronomía y las tradiciones se perciben en todos los rincones.