Es importante ayudar a reducir la contaminación que se produce durante la temporada alta en las playas de Argentina ¿Querés saber cómo? En esta nota te contamos todo lo que podes hacer para colaborar.


Llega el verano y con ello la época en donde las playas bonaerenses comienzan a recibir a los turistas de toda Argentina. Es la etapa más esperada del año, los trabajadores se toman vacaciones y eligen ir a las costas de nuestro país. 

Sin embargo el medio ambiente, durante el verano, sufre de mucha contaminación debido a la basura que dejan los visitantes que llegan a las playas. Se genera una acumulación de residuos producidos por los turistas que no son gestionados de manera correcta, como los plásticos, microplásticos, latas, tapas, colillas de cigarro y muchos tipos de basura más. 

Estos productos llegan al océano mediante dos vías, produciendo una gran contaminación. Al no ser reciclados correctamente, son transportados por las lluvia hasta los desagües y ríos, terminando en el océano, o puede suceder que los turistas tiren directamente las sobras en las playas. En este caso estamos hablando de contaminación por basura, siendo la principal causa: la inadecuada gestión de los residuos. 

A su vez, otro de los motivos que produce un daño ambiental es el consumismo. En la actualidad, existe una afán por consumir una gran variedad de productos, lo cual genera una mayor cantidad de desechos que no son gestionados de manera correcta, provocando contaminación de manera indirecta. 

También hay que tener en cuenta los vertidos que se se desechan desde las embarcaciones recreativas hacia el mar o el océano, entre ellos se pueden identificar los alimentos, el agua de las duchas, pinturas y todo lo que es utilizado en los barcos, los cuales finalizan en las playas dañando al medio ambiente.

La contaminación en las costas tiene muchas consecuencias: perjudican los distintos ecosistemas, ya que con la basura en las playas se pone en riesgo la vida de los animales que viven en ellas; afecta la salud de las personas, porque se generan focos de enfermedades que son transmitidas a toda la población; y hay deficiencias económicas, debido a que la suciedad hace que las personas dejen elegir la costa para pasar las vacaciones.

Sin embargo, todas estas problemáticas ambientales se pueden solucionar o aportar a que disminuyan. Lo principal que se debe hacer es reciclar los residuos de los productos que usamos, para que los materiales que utilizamos en nuestra vida diaria (plástico, vidrio, papel) puedan adquirir un nuevo uso una vez que su vida útil se acabe. 

Otra opción es reducir la utilización del plástico, ya que es una de las principales amenazas del océano. Para ello se puede, por ejemplo, reemplazar las bolsas tradicionales por las de tela.

Además sería útil usar productos biodegradables, como los protectores solares que no dañan a las especies marinas. 

A su vez, hay que viajar por el mar de manera responsable, ya sea haciendo una actividad acuática o vacacionando por un crucero. 

Pero sobre todo es fundamental no tirar basura en la playa. 

Es necesario que todos los turistas que decidan vacacionar en cualquier parte del país, tomen conciencia y sean respetuosos con la naturaleza que rodea el lugar que visitan, pero sobre todo con las playas, porque son las que más sufren la contaminación por basura. Existen varios programas que organizan jornadas de limpieza, en los cuales cualquier persona puede participar y colaborar en la recolección de los desechos que los turistas dejan en los lugares de excursión. 

El planeta es el hogar de todos los seres vivos, por ello hay que actuar de manera responsable, respetuosa y cuidarlo.