UNA PLANICIE DE LAVA QUE ES COMO LA MEMORIA ENTERRADA DE MÁS DE 800 VOLCANES CONFORMA UNA DE LAS GEOGRAFÍAS MÁS PARTICULARES DE LA ARGENTINA. AQUÍ, SUS CLAVES.La riqueza de paisajes que ostenta la Argentina incluye escenarios deslumbrantes. Ubicada 200 kilómetros al sur de Malargüe y distante 595 kilómetros de Neuquén (se accede en dirección norte por la Ruta Nacional 40), la Reserva Provincial El Payén, más conocida como La Payunia, ofrece uno de los más peculiares. Formada por picos de más de 800 volcanes, cuya erupción data de 7000, 4000, 3000 y 500 años, esta región de 450 mil hectáreas, que es candidata desde el año 2012 a ser declarada Patrimonio Universal de la Humanidad, es una planicie de lava que se asemeja a un paisaje lunar. Formaciones reconocibles y con nombre propio (Payún Matrú, Payún Liso, Santa María –que incluye el llamado Escorial de la Medialuna–, El Carapacho, Los Morados y El Coral) se entremezclan con una explosión de colores que hace al territorio un lugar obligado de visita. Amarillo, negro, rojo, se distribuyen en un enorme latifundio donde también existe un gran humedal llamado Laguna de Llancanelo, donde se vierten las aguas del río Malargüe. Una laguna que fue declarada Sitio Ramsar (humedal de importancia internacional) en 1995 y que completa la experiencia de conocer un sitio extraordinario que se puede recorrer por tierra y apreciar en excursiones aéreas. Solo es cuestión de proponérselo.

MÁS INFO

www.malargue.tur.ar
En Facebook, Twitter o Instagram: Malargüe Turismo.