CON UNA LARGA TRAYECTORIA, PRINCIPALMENTE EN EL MUNDO DEL DEPORTE EN GENERAL Y DEL BÁSQUET EN PARTICULAR, EL CANDIDATO A INTENDENTE DE BAHÍA BLANCA POR EL FRENTE DE TODOS CREE EN LA POLÍTICA COMO HERRAMIENTA DE TRANSFORMACIÓN SOCIAL.Fue jugador profesional y pasó por varios equipos de básquet de Bahía Blanca y del resto del país. Fue presidente del club de su infancia, Pacífico. Pero además fue empresario gastronómico y director ejecutivo del PAMI. Hoy es miembro del Directorio del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo e interventor de la Confederación Argentina de Básquet, nombrado por la Justicia, luego del escándalo por la deuda que tuvo la administración anterior. El 25 de octubre de 2015 fue electo senador provincial por el Frente para la Victoria.–¿Por qué Bahía Blanca es conocida como la Capital Nacional del Básquet?

–Porque tiene una larguísima tradición, gran historia, gran cantidad de clubes hace muchos años, circunstancias climatológicas (frío, viento) y mucho deporte que los bahienses han abrazado. Y ha logrado época dorada, las décadas del 50 y 60, muchos campeonatos argentinos, y después una segunda trilogía bahiense con (Alejandro) Montecchia; (Pepe) Sánchez y Emanuel Ginóbili. Este deporte nos caracteriza no solo en Bahía sino en distintos lugares del mundo.

–¿Cree que hemos llegado con la actual selección de Básquet, que salió segunda en el Mundial de China, a una nueva generación dorada?

–Creo que la selección es una selección que sin lugar a duda generó un pacto histórico nuevamente para el deporte. No se puede comparar con la generación dorada pero se ganó el derecho de escribir su propia historia. Es una generación de jóvenes que logró conmovernos con su frescura.

–¿Qué cree que le hace falta al país en materia de incentivos deportivos?

–Hace falta generar una ley de financiamiento que permita desgravaciones impositivas y leyes de responsabilidad empresaria para colaborar en la generación y acompañamiento del deporte. Fomentar la relación entre el deporte y la escuela, generando hábitos más saludables y valores. Esa formación es una gran ayuda para la comunidad. Es importante una política deportiva firme. Los países desarrollados sin excepción tienen política de deporte intensa.–¿Qué potencialidades turísticas tiene Bahía Blanca?

–En materia turística a Bahía le hace falta potenciar una mirada regional. Estamos muy cerca de la playa, a 100 km de la sierra, de lagunas con pesca, con zona termal y zonas rurales, y tiene que plantearse. Bahía tiene que ser receptor del turismo regional. En un aspecto deportivo, tiene que ser una de las capitales deportivas de la Argentina, y también cultural. Y finalmente tiene que avanzar con el turismo de congresos y convenciones porque tiene todas las condiciones para liderar en esta materia.